Crónicas de Conciertos y Festivales·Música

Crónica del concierto de Lori Meyers en La Riviera. Madrid, 24 de marzo 2017

Teníamos muchas ganas de volver a ver a Lori Meyers, que se estaban haciendo mucho de rogar y desde la gira de Impronta (2013) la espera se nos había hecho eterna (las últimas veces que les habíamos visto en concierto nos supo a muy poco por el repertorio limitado de los festivales Mad Cool y Neox Rocks del año pasado).

Ahora con su nuevo disco En la espiral ya algo rodado, el concierto en La Riviera era un momento perfecto para comprobar cómo se adaptaban las nuevas canciones al repertorio de los de Loja. Y como esperábamos, se integró perfectamente. Noni, Alfredo, Alejandro y compañía hace tiempo que son una gran banda de directo y adaptar sus “vértigos, océanos y zonas de confort” para sonar ante el respetable – de tal forma que ganaran las composiciones a lo escuchado en el disco (y de qué forma lo consiguieron) – era pan comido.

Una Riviera a reventar esperaba impaciente que empezara el concierto y lo hizo, como era previsible, con Vértigo I. Se veía venir desde que conocimos el tracklist del disco, que su primera y última canción eran perfectas también para hacer lo propio en directo.

El repertorio y su distribución por las distintas épocas de la banda estuvieron equilibrados, con el protagonismo obligado para En la espiral que sonó, si no nos equivocamos, casi al completo -sólo no pudimos disfrutar este viernes de No estoy solo -. Y por lo demás, tres canciones de cada uno de sus tres anteriores discos, Cronolánea (2008), Cuando el destino nos alcance (2010) e Impronta (2013). Lástima que se olvidaran de Hostal Pimodan (2006) y menos mal que rescataron Ham ´a´cuckoo de su Viaje de estudios (2004). Desde aquí retamos al grupo a que vuelvan a repetir lo que hicieron en 2011 de tocar 4 días seguidos – en aquella ocasión en la Joy Eslava cada uno con un disco al completo – aunque esta vez serían 6. Nosotros allí estaremos sin dudarlo.

Fueron alternando grandes hits, de esos que todo el mundo está esperando, con las nuevas canciones y con medios tiempos. Sonaron Planilandia, Luces de neón Eternidad antes de la canción reservada para AlejandroOcéanos. Ya lo decíamos en la crítica del disco pero nos reafirmamos. Puede que sea su mejor canción y cada vez canta mejor. Luciérnagas y mariposasTodos lo que dicen de tiCorazón elocuenteSiempre brilla el sol sonaron entre las pocas conversaciones del grupo con el público. En una de ellas Noni pidió nos pidió perdón por haber tardado tanto en volver y reconoció no haber querido hacerlo ante la prensa.

Con EvoluciónEmborracharmeZona de confortEl tiempo pasará y Organizaciones peligrosas demostraron que también hace tiempo que no son sólo un grupo de guitarras y los teclados están plenamente integrados en la tarea de hacer grandes canciones. La parte final del concierto era una perfecta muestra de porque los Lori han llegado tan lejos y porque nos hacen tanta falta. A-Ha han vuelto Mi realidad para hacer a todo el mundo bailarMomento para la delicadeza, en la que también son maestros con 1981, el recuerdo para los más fieles del lugar, Ham ‘a’ cuckoo y de nuevo a darlo todo con Alta fidelidad y dos de los hits más claros de su último trabajo, Pierdo el control Un nuevo horizonte. 

Y como todos sabíamos había un Vertigo II para que los fans nos fuéramos contentos de tener, de nuevo entre nosotros, a una de las bandas que mejor mantiene el espíritu del mejor pop español de todos los tiempos.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Crónica del concierto de Lori Meyers en La Riviera. Madrid, 24 de marzo 2017

Los comentarios están cerrados.