Ático Animalista·Noticias

Manifestación en Madrid 5 de Noviembre Antiespecista. Respeto y libertad para los animales

5-noviembre-antiespecista-manifestacion

La Asamblea Antiespecista de Madrid y el Colectivo 1 de Noviembre convocan una manifestación el próximo 5 de noviembre a las 17:00 h. en la Plaza de España de Madrid para visibilizar y denunciar la cruda realidad de la explotación, cautiverio y sufrimiento a la que son sometidos millones de animales cada día, solo porque los humanos nos sentimos superiores.

Os dejamos con el Comunicado 5 de Noviembre Antiespecista, que podéis encontrar en su página web, al igual que numerosa información acerca del especismo, antiespecismo y cómo es posible otra forma de relacionarnos con los demás animales.

“El próximo 5 de Noviembre saldremos a la calle. Porque queremos que se nos vea y que se escuche nuestro mensaje. Un mensaje que no es solo nuestro, es el mensaje de millones de animales no humanos.

Convocamos esta manifestación para visibilizar y denunciar la realidad de explotación y cautiverio a la que están sometidos.

No queremos seguir ignorando el sufrimiento que nuestra sociedad les provoca como si no fueran seres que merecieran respeto y libertad.

Son muchos los escenarios en los que se da este sometimiento hacia el resto de animales:

‘‘Nuestra fiesta nacional’’ y otras ‘‘festividades’’ se centran en la tortura y humillación de animales como fuente de diversión en nombre de la tradición y la cultura.

Los circos, zoos y acuarios, bajo los colores del entretenimiento, esconden una cárcel cuyo único fin es obtener beneficio económico de una esclavitud justificada con diferentes mentiras (conservación, educación, diversión, etc). En nuestra memoria quedan nombres como Nova, Inky, Arturo, Daya, Tilikum, Sampal… y tantos otros que siguen encerrados o han muerto en estas instalaciones.

Hay otras muchas que ni siquiera tienen un nombre, las que son encerradas, torturadas y asesinadas en granjas para el consumo humano, a las que se les obliga a reproducirse para utilizar su cuerpo, comer sus huevos y beber su leche. Y no solo se saca beneficio de sus vidas, sino también de sus muertes. Arrancándoles su piel o quitándoles su pelo para vestir a las personas humanas que lo demandan.

Los que son meros objetos de compra, venta, abandono y desecho, como si se tratara de mercancías intercambiables, y que en algunos casos acaban encerrados en jaulas y peceras lejos de su hábitat natural.

Animales encerrados con el objetivo de experimentar con sus cuerpos para solucionar nuestros problemas, para fines científico-educativos y crear productos que se supone que van a mejorar nuestras vidas (cosméticos, medicamentos, productos de limpieza, armas químicas, etc.).

O aquellas que son exterminadas porque son consideradas plagas o que ocupan un espacio que se supone que pertenece a los humanos (palomas, insectos, ratas, etc.).

Todo este sistema de opresión es sustentado por el ESPECISMO. El sistema de creencias que nos lleva a mantener una jerarquía según la cual se cree que hay especies que deben dominar a otras y que la nuestra, la humana, debe dominar a todas.

Frente a todo lo nombrado, lo que nos queda es dar a conocer esta realidad, concienciar en base a ella y fomentar otro tipo de relaciones y comportamientos entre nosotras y con lo que nos rodea. Es luchando como a lo largo de la historia se han derrotado otras situaciones de injusticia y opresión.

Todas somos animales y merecemos respeto y libertad independientemente de nuestras características físicas o corporales, nuestras capacidades, nuestro lugar de origen, nuestra edad, nuestra identidad cultural o étnica, nuestra identidad sexual o de género o nuestra especie. Los animales viven por y para sí mismos y para satisfacer sus necesidades y deseos. No están aquí para conveniencia o uso humano.

Todas las opresiones están unidas y tienen nexos en común. No encontramos sentido a discriminar a unas y defender a otras. Nos resulta incompatible sostener un discurso antiespecista y defender los derechos de los animales, con el hecho de admitir a nuestro lado a personas y grupos que mantienen posturas fascistas, sionistas, machistas, homófobas, xenófobas, tránsfobas, etc. El especismo no es un hecho aislado del resto de formas de discriminación y opresión que existen en nuestra sociedad.

Somos cada día más las personas que entramos en conciencia de esta realidad y a las que solo nos queda el camino de reaccionar y actuar en contra de esta injusticia. No solo dejando de apoyar el consumo animal y aplicando esta crítica a nuestras vidas, sino también pasando a tener una vida de compromiso y activismo por la liberación de individuos de otras especies.

Y no podemos olvidarnos de las compañeras humanas que estando en esta lucha, han estado y están siendo represaliadas, multadas, se encuentran con procesos judiciales abiertos o incluso han perdido su libertad.

Los políticos crean estas leyes que intentan paralizar la lucha y perjudican a los animales. Los jueces dictan las sentencias y los policías las llevan a cabo. Esto nos demuestra que no pueden estar ni están del lado de los animales.

No creemos en leyes que nos impongan formas de pensar y actuar. Entendemos que la libertad del resto de animales va de la mano a un rechazo consciente de la injusticia. De un posicionamiento político que involucre nuestras vidas y no dependa de crear un miedo social a través de penas o prohibiciones. Entendemos que la vida misma es política, no entendemos la política institucional impuesta desde unos pocos y a base de pactos y reformas.

Ya que para nosotras lo justo es que los animales sean libres, nos posicionamos del lado de quienes emprenden esa lucha. Una relación directa de lo que decimos la encontramos en el caso de las compañeras que se encuentran presas, algunas por gestos como arriesgarse a perder su propia libertad para que otros individuos puedan recuperarla.

Ahora son ellas las que están encerradas y no solo no podemos olvidarlas, sino que tenemos que apoyarlas en lo que necesiten y en dar a conocer sus casos. Es necesario crear una comunidad de lucha que no olvide a sus presos.

De igual manera que no queremos olvidarnos de todas aquellas que a lo largo de la historia del movimiento por la liberación animal han perdido su vida en protestas. Recordarlas hace que su lucha y sus actos sigan vivos.

Esta es una realidad que no puede continuar y mucho menos seguir recrudeciéndose. Por eso invitamos a todas las personas que están cuestionando su posición y su rol en este sistema, que estén generando una conciencia acerca de esta realidad; así como también a todas esas personas que dedican sus vidas en contra del encierro, la explotación y el asesinato de animales a participar en esta manifestación. ¡Nos vemos el día 5 de Noviembre!”

Respeto y libertad para los animales. Luchemos hasta el fin del especismo.

¡Nos vemos el 5 de Noviembre!

5-noviembre-antiespecista

Anuncios