Cine·Críticas de Películas

Brooklyn – John Crowley

brooklyn

En los años 50 una joven irlandesa decide escapar de su pequeña y castrante ciudad para buscar mejor suerte en Estados Unidos. Allí intenta vivir su propia vida hasta que tiene que regresar a su país por un problema familiar y será el momento de elegir su futuro.

Saoirse Ronan (Hannah o Expiación) hace una interpretación precisa gracias a la que ha conseguido nominaciones en múltiples premios, lo que supone una buena carta de presentación para una madurez interpretativa que promete un futuro lleno de grandes papeles.

Adaptación de la novela homónima de Colm Toibin a cargo de Nick Hornby (Alta Fidelidad, An Education) donde no hay grandes alardes de puesta en escena, pero si una bonita fotografía y una emoción que se deja ver en los expresivos ojos de su protagonista.

El desarraigo de un inmigrante atrapado entre dos mundos y su lucha por crearse una vida independiente ajena a imposiciones (encrudecido todo ello por el mero hecho de ser mujer), no tiene desde luego la espectacularidad de otras películas y la sinopsis podría ser la de cualquier historia de amor almibarada. Pero consigue no traspasar el límite de la cinta de sobremesa gracias a la sensibilidad y los apuntes no exclusivamente románticos.

Están muy bien vistas, por ejemplo, las dos formas que tiene la sociedad de imponerse sobre la rebeldía individual, una más radical, con reproches directos y normas que se autoimponen y otra que sutilmente se van aceptando sin darse cuenta.

La película cuenta con una nada corriente ruptura de la línea narrativa, a mitad del metraje, con una elegante elipsis que sirve para mantener alerta al espectador tratándole con el respeto que merece, no explicando en exceso el guión.

Romper lazos resulta necesario para desarrollarse como persona, pero a veces es necesario irse a la otra parte del mundo para conseguirlo.

Anuncios