Crónicas de Conciertos y Festivales·Festivales·Música

Crónica Mad Cool – Viernes, 13 julio 2018

El viernes, con la lección aprendida del día anterior, fuimos con algo más de tiempo. Eso – y que la organización se había puesto las pilas – hizo que llegáramos sin problema al concierto de Kevin Morby y menos mal. El que fuera bajista de Woods fue uno de los descubrimientos del festival. Hemos visto muy buenos guitarristas y él fue uno de ellos sacando de su instrumento preciosas melodías. Nos acercamos un rato al Escenario Koko a ver el directo de Real Estate, reconocemos que en vivo no habíamos conectado con ellos en otras ocasiones (sin duda les preferimos en disco) pero antes de la energía de At the Drive In era un buen momento para su elegancia y reponer fuerzas. Los de Omar Rodriguez y Zavala se nos resistían en la agenda de conciertos pendientes y por fin pudimos tacharlos de ella. Muchos fans y una energía desbordante durante todo el concierto. Tanto uno como otro lideran la banda con carisma y su intensidad fue alcanzada por pocos grupos, siendo uno de los shows más poderosos y rompiendo un inicio de día que nos estaba quedando algo falto de punch enlazando a James Bay, Snow Patrol Ben Howard. Menos mal que la siguiente tanda nos llevó a comprobar que Núria Graham está llamada a grandes cosas, a divertirnos con el vigoroso directo de Goat Girl o a disfrutar de Morgan con una carpa que se quedó muy pequeña (aquí ponemos otro punto negativo a la organización porque para algunos conciertos era imposible acceder allí y desde fuera no se podía oír nada, en parte a un promotor que tenía música casi en la puerta a todo volumen). Ya sabíamos que la voz de Nina es espectacular, pero además su directo está a la altura de pocas bandas nacionales.

 

Era el momento de asistir a una nueva lección de ROCK & ROLL de uno de los mayores genios de la música de nuestro tiempo. Si Jack White hubiera nacido alguna década antes probablemente estaríamos hablando de alguien que hubiera trascendido el mundo de la música y sería conocido como una auténtica leyenda, pero desgraciadamente los tiempos ahora no están para eso. Ahora que ya parece que se ha cansado de limitarse a uno de sus grupos puede hacer y deshacer setlist a su antojo y el del Mad Cool fue una buena muestra de como las canciones del recientemente publicado (e injustamente criticado por no repetir la fórmula de los anteriores haciendo una fotocopia) Boarding House Reach se entremezclan con anteriores en un directo apabullante. Quién nos iba a decir la primera vez que vimos a Arctic Monkeys en directo en 2007 que iban a llevar una carrera tan impresionante. Ese concierto nos dio mala espina, con sensación de dejadez y falta de pericia instrumental. Parecía que a la larga se iban a convertir en otra banda más de esas que con los hits de sus dos primeros discos y los intentos de hacer lo mismo año tras año podían dejarse llevar. Reconocemos nuestro error, no sólo en posteriores actuaciones comenzaron a cerrarnos la boca a base de tablas y profesionalidad, si no que lo publicado desde entonces les ha hecho ganar en matices y profundidad. La carrera de Alex Turner junto a su compinche Miles Kane en Last Shadow Puppets y su última publicación Tranquillity Base Hotel & Casino parece que ha calado hondo en la nueva gira (casi nos parece estar viendo a Tom Jones o algún otro mítico crooner cuando observamos a Turner) y nos hace pensar si ellos si serán el relevo para bandas rockeras llena estadios (como por ejemplo los compañeros de cartel Pearl Jam o Depeche Mode). Si tenemos que apostar por alguien, ellos estarían entre los primeros puestos, aunque habrá que ver cómo se toman los fans que empiecen a desaparecer de los setlist sus clásicos primigenios. Franz Ferdinand tienen probablemente el directo más divertido del planeta, pero parece que muchas veces no se les toma tan en serio como debería. No son sólo una banda que pone a bailar a todo bicho viviente, pero ¿y si lo fueran? ¿no sería suficiente mérito?. Ya lo sabréis porque llegó rápidamente a todo el mundo por las redes sociales pero Massive Attack no llegaron a tocar porque a la carpa que tenían asignada llegaba el sonido de otros escenarios (Franz Ferdinand). Se han dado explicaciones por parte de la organización y del grupo de Bristol pero nos queda la duda de si no estaba puesto por contrato que no podía tocar nadie al mismo tiempo porque por ejemplo en el Low Festival 2014 pararon a Corizonas para empezar ellos.

Crónica Mad Cool – Jueves, 12 julio 2018

Crónica Mad Cool – Sábado, 14 julio 2018

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Crónica Mad Cool – Viernes, 13 julio 2018

Los comentarios están cerrados.