Cine·Críticas de Películas

Crítica de ‘Mother!’ (‘Madre!’) de Darren Aronofsky

Madre-2017-aronofsky-

El hombre todo lo destruye

Con Mother! es complicado hacerse una idea de que trata la película con una simple sinopsis en la que se explica que a una casa antigua y enorme en la que sólo vive una pareja, comienzan a llegar inesperados visitantes y el marido se comporta con ellos de manera extraña. Pero ese es el punto de partida del último trabajo de Darren Aronofsky.

No es sencillo tener una opinión rotunda sobre Madre!, por eso tal vez haya conseguido críticas tan enfrentadas. Sus metáforas, referencias u homenajes a otras películas, el encuadrarse (aunque sea de refilón) en el género de terror, no ayudan a conseguir comentarios positivos unánimes. Desde luego no es Aronofsky un director conformista que no arriesgue. En sus trabajos más convencionales, que puede que sean Cisne negro o El luchador (Noé es casi una rareza), siempre hay un elemento oscuro y perturbador con el que un público masivo no va a comulgar.

La casa que el personaje de Jennifer Lawrence se empeña en reparar está enferma, herida de muerte. Pero ella quiere convertirla en un paraíso, aunque sólo consigue poner parches superficiales. Ese Edén no es la única referencia bíblica, por ejemplo aparecen unos Caín y Abel como hijos de la pareja que llega inesperadamente en medio de la noche. La puesta en escena y los movimientos de cámara con tantísimos personajes encerrados en una única localización resulta brillante. El paraíso está a tan sólo dos pasos – con salir de ese hogar artificial a la inabarcable naturaleza – pero no lo consiguen (uno de los homenajes más claros es a El Ángel Exterminador de Luis Buñuel).

AVISO SPOILER. No leas este párrafo si aún no la has visto. Las metáforas y reflexiones son variadas. Desde tocar de refilón lo absurdo de la fama o el poder de crear, hasta una profunda e hiriente sobre la maternidad (de nuevo la creación), lo femenino en oposición a los masculino que lo aniquila todo hasta el punto de quitarle hasta la última gota de vida (como bien simboliza ese demoledor plano final). FIN SPOILER.

Muchas veces al hacer la crítica de una película con un gran reparto – al menos a priori – es fácil elogiar su gran trabajo. En este caso no es un comentario vacío. Todos sin excepción hacen unas interpretaciones increíbles y no son personajes fáciles de defender porque muestran muy distintas emociones, a ratos incomprensibles al espectador hasta varias escenas después. No es una película para cualquier público y es ciertamente irregular en algunos momentos en los que puede parecer excesiva la concatenación de hechos inexplicables, pero su imaginación desbordante, su poderío visual y su contundente e inapelable mensaje la hacen ser una más que agradable sorpresa

 

Anuncios