Cine·Críticas de Películas

Crítica de ‘Rey Arturo: La leyenda de Excalibur’ de Guy Ritchie

rey-arturo-leyenda-excalibur

Las leyendas de Arturo convertidas en un videoclip de 2 horas

Con Guy Ritchie ya sabes lo que te esperas. Si vas a ver una de sus películas no puedes esperar arte y ensayo, pero al menos si un espectáculo, entretenido, con buenos efectos visuales, ritmo… vamos lo que se dice un blockbuster veraniego sin pretensiones.

Lamentablemente con esta nueva versión de las leyendas artúricas, Ritchie no ha conseguido nada de esto, ni siquiera algo cercano a sus mejores trabajos, Lock & Stock (1998) y Snatch, Cerdos y diamantes (2000). No hay frescura, ni sentido del humor, ni ritmo. Eso si, se mantiene (0 amplifica) todo lo peor de “su estilo”, como un ritmo frenético, que te parece estar viendo un inmenso trailer de 120 minutos, o una factura visual excesivamente recargada.

El reparto, plagado de buenos actores como Eric Bana, Jude Law Djimon Hounsou (muy desaprovechados), ayuda, aunque no lo tienen fácil, con situaciones que no pueden defender y con un trabajo que se nota a la legua estar rodado mayoritariamente ante una pantalla de croma. Por destacar algo positivo, su protagonista Charlie Hunnam cumple con su cometido. Está en su momento tras el éxito de Sons of Anarchy, está abriéndose camino en el cine (Z, La ciudad perdida y Pacific Rim) y si el público responde en taquilla le veremos protagonizando más de gran estreno los próximos años.

Ritchie tampoco acierta manejando las leyendas y misterios llenos de magia de Arturo, Morgana, Merlín y compañía. Consigue un pastiche de otras películas entre las que se deja ver algo del Señor de los anillos, Robin Hood… Nada de aventura y algo de mareo con tanto movimiento de cámara, confusión con la historia (con muchos huecos), que además deja entrever con un final abierto que puede que tenga continuación.

Tristemente cuesta encontrarle algo bueno a este Rey Arturo, nos quedamos con la versión de 1981 de John Boorman, no os la perdáis.

Anuncios