Crónicas de Conciertos y Festivales·Música

Crónica Festival Dcode 2016

dcode-2016-recinto

Hemos estado dando varias vueltas de cómo enfocar la crónica del Dcode y al final hemos llegado a la conclusión de hablar sólo de las cosas que nos gustaron.

No pudimos ir a ver a Belako, a León Benavente y desgraciadamente tampoco a M. Ward por los horarios tempraneros en los que estaban situados. Ni tampoco a Eagles of Death Metal, por tener una cita indispensable a las 17:00 en la Puerta del Sol, en la manifestación por la abolición de la tauromaquia que llenó el centro de Madrid.

Cuando llegamos vimos al fondo a una Zara Larsson que llenaba el escenario con su cuerpo de baile mientras sonaban sus canciones radiadas en emisoras de todo tipo. A continuación era el momento de Love of Lesbian, auténtico cabeza de cartel de esta edición – a pesar de su enorme presencia este verano en festivales por todo el país – junto con Bunbury, los dos artistas que consiguieron más público atento a su concierto.

dcode-2016-loveof-lesbian

Concierto corto, como todos los de los grupos que estás acostumbrado a ver en su versión completa, de apenas una hora. Comenzaron con canciones de El Poeta Halley antes de dedicar Seres Únicos a Ariana Benedé impulsora del Proyecto Ari (asociación que nos legó en su lucha contra la leucemia y que os invitamos a colaborar con ella). Santi Balmes anunciaba una canción de 1999, que no podía ser otra que la que daba título al disco publicado en 2009, para continuar con uno de los momentos del festival con Domingo Astromántico a dúo con Carla Morrison.

Algunas Plantas fue de los pocos instantes para el aspecto más lúdico del grupo, – lástima que dejaran olvidada hace tiempo la divertida coreografía que la acompañaba. Y por supuesto Club de Fans de John Boy, uno de los pocos guiños a una parte de su público más amante del pop de masas y que el grupo parece estar abandonando poco a poco. La banda se despedía acordándose de Supersubmarina con el Purple Rain de Prince de fondo, mientras algunos intentaban coger sitio para Bunbury y otros sorprendentemente abandonaban ya el recinto. Ningún grupo tuvo tanto público, en parte por su legión de fans y en parte por unos horarios inabarcables.

El que fuera cantante de Héroes del Silencio, puede que la banda española con más fans por el mundo entero, está de gira haciendo un resumen de sus 30 años de carrera (incluidas canciones de su banda original), y la gente que no ha podido verlo nunca en directo – o no se cansa de hacerlo – , no está desaprovechando la ocasión.

dcode-2016-bunbury

Si Iberia Sumergida y El Camino del Exceso no son suficiente para levantar a la audiencia, Avalancha terminó por rendir a todo el Dcode a los pies de Don Enrique, el precursor de muchas cosas que han pasado en la música de este país desde mediados de los 80. En su repaso a una discografía tan extensa, también hubo un recuerdo al disco que compartió con Nacho Vegas (El Tiempo de las Cerezas) con Puta Desagradecida.

El Extranjero, Infinito y la traca final con Mar Adentro, Maldito Duende y Lady Blue, coreadas por todos los que estábamos allí atentos a las poses imposibles de uno los artistas con más personalidad de nuestro país.

A los Triángulo de Amor Bizarro los teníamos que ir a ver al pequeño exilio del tercer escenario. Mucha gente atenta a la lucha del grupo gallego contra el sonido de uno de los escenarios principales, donde estaban tocando Jungle, y el sonido de algún puesto de publicidad cercano con música más alta de lo debido.

dcode-2016-triangulo-amor-bizarro

Si lo habitual es que vayan al grano, en un concierto de tan sólo una hora el ritmo resulta abrumador. Desmadre Estigio de su último disco para empezar con su volumen e intensidad habitual. Un Rayo de Sol y Amigos del Género Humano completando a continuación un pequeño repaso a sus últimos discos. Rodrigo, Isa, Rafa y Zippo no dan nunca un respiro y encararon una tras otra Robo tu tiempo, Euromaquia, Ellas se Burlaron de mi Magia Baila Sumeria. No hay duda que la voz de Isa va ganando peso en los directos y el final del concierto fue una prueba de ello. El Crimen cómo Ocurre y cómo Solucionarlo, Estrellas Místicas y De la Monarquía a la Criptocracia, ¿Cuántas canciones tienen ya para terminar un concierto por todo lo alto?.

Nos gustaría decir que nos vemos en el Dcode 2017, pero no vamos a mentir… dependerá mucho de las noticias de la próxima edición, cartel, horarios…

Anuncios