Cine·Cine, Series y Televisión

Juego de Tronos: análisis e incógnitas de la 6ª Temporada

juego-de-tronos-daenerys-tyron

Acabó la 6ª temporada de la serie, que hoy en día, tiene mayor legión de seguidores pendientes del estreno en USA. Si no te gusta estar alerta de spoilers en redes sociales, amigos o compañeros de trabajo, tienes que ver cada capítulo lo antes posible.

Puede que el que no haya leído los libros en los que se basa, le cueste más seguir los nombres de casas familiares y apellidos ilustres, por eso esta temporada se agradece que cada capítulo se haya centrado en menos personajes, ya todos presentados anteriormente y en la mente de los fans.

La temporada empezó con Daenerys siendo capturada por los Dothraky (más tarde se escapará con ayuda de sus pequeños) y Sansa escapando del repulsivo Ramsay. Estamos acostumbrados a que la Madre de Dragones acapare la atención por su fuerza y determinación, pero Sansa ha sido la revelación de la temporada, siendo vital en la resolución de batallas y alianzas.

El trío femenino protagonista lo completa Arya, que completa un duro entrenamiento para convertirse en una asesina a sueldo sin sentimientos, pero todo se tuerce porque ella necesita un motivo para asesinar. Y desde luego que tiene unos cuantos, y una lista en la que ya ha tachado a Walder Frey utilizando sus nuevas habilidades.


La esperada resurrección de Jon Snow puso el Castillo Negro en pie de guerra. Pero una vez que el renacido tomó los mandos y se reunió con Sansa, sólo tuvo que emplearse a fondo para reunir tropas suficientes para tener una oportunidad contra Ramsay Bolton.

El capítulo “La Batalla de los Bastardos” ha sido uno de los más espectaculares de la historia de la televisión. Nunca unas escenas de guerra tuvieron tal nivel de producción, a no ser que hablemos de grandes presupuestos de cine. La hermana mayor de los Stark juega un papel crucial, convence a Petyr Baelish para que traiga a las tropas de la casa Arryn y así vencer al enemigo número 1 de la temporada. Eso si, es derrotado llevándose por delante a Rickon con su crueldad y cobardía habitual. Casi media hora de batalla con momentos muy duros y alguno muy impactante como cuando se ve a Jon solo ante los enemigos o cuando emerge entre un amasijo de cuerpos para poder respirar. Pero Meñique no da sin esperar algo a cambio. Quiere casarse con Sansa y no parará hasta conseguirlo para optar al trono.

Juego-de-tronos-Jon-Nieve


Cersei ha conseguido ganarse nuestras simpatías por el acoso del Gorrión Supremo toda la temporada. Eso si, el futuro se presenta lleno de oscuridad para ella después de haber conseguido matarle a él y de paso a media casa Tyrell y convertirse en reina tras el suicidio de su hijo. La locura se ve en su mirada y hasta Jamie, que llega justo para el momento de la coronación, duda de ella. ¿Será el final de su relación?.

Theon (parece que en camino de expiar culpas) y Yara llegan a Meereen y pactan con Daenerys intercambiar barcos por el Trono del Hierro, amenazado por la aparición del tío de ambos. La temporada termina de hecho con una espectacular escena con todos ellos (menos Daario, abandonado con el viejo truco de: No es por ti es por mi) y Tyrion como nuevo mano de la reina, montados en barcos y con los dragones sobre ellos de camino a la conquista de los Siete Reinos.


Por lo demás, Varys conspirando y consiguiendo alianzas con la casa Martell; una Olenna Tyrell sedienta de venganza, aunque que aparezca en escenas contiguas en lugares tan alejados queda algo raro; Lady Mormont, una niña pequeña que consigue poner firme a señores feudales para que apoyen a Snow; y Davos que encuentra la figurita de Shireen y pide la cabeza de Melisandre (aunque finalmente es desterrada), han ocupado algunos de los momentos más intensos del año.

Juego-de-tronos-Davos

Y para momento vital, la transformación de Bran en El Cuervo de Tres Ojos. Consigue, usando sus nuevos poderes, ver el pasado y protagonizar dos momentazos. El emotivo del desenlace de Hodor (con divertidas polémicas sobre la vital traducción del capítulo), que nos hizo arrojar más de una lágrima. Y  la del secreto mejor guardado de la paternidad de Jon Snow. Parece que el nuevo Rey de Invernalia es hijo de Lyanna StarkRhaegar Targaryen (hermano mayor de Daenerys), abriendo un abanico de posibilidades inmenso. Entre ellas destaca la extendida suposición de la profecía de las tres cabezas del dragón que dice que hay tres Targaryens para montar a los dragones. Khaleesi, por supuesto, y ahora tenemos a Snow más o menos confirmado. ¿Podría ser el tercero Tyrion Lannister? Si por lo que parece Aerys Targaryen violó a su madre…

10 meses todavía para los nuevos capítulos. Parece, aunque no está del todo confirmado, que sólo quedan dos temporadas de menos capítulos y la posibilidad de una precuela y una película que resuelva todas las tramas. ¿Será suficiente? ¿Será la única serie que tenga menos temporadas de las necesarias?.


Anuncios