Cine·Críticas de Películas

Rock the Kasbah – Barry Levinson

Rock-the-Kasbah

Un fracasado manager musical tiene una última oportunidad, una gira por Afganistan donde descubre un nuevo talento para presentar al Operación Triunfo local. Pero hay una pega, el descubrimiento es una mujer vestida con burka y su actuación es “casi” imposible.

Bill Murray es la excusa para esta película y para casi todas en las que participa, de tal forma que no se sabe si se levantan proyectos en base a el, o todos en los que participa se adaptan a su arrolladora personalidad.

El caso es que ese aura que lleva todo lo que toca muchas veces no responde a su extraordinario carisma y este es uno de sus más flagrantes casos.

Su humor e ironía no consigue sacar una sonrisa al espectador hasta bien entrada la hora de duración y no es porque no lo intente.

Presenciamos una serie de personajes secundarios absurdos, interpretados por estrellas que pasan por ahí (Bruce Willis, Kate Hudson o Zooey Deschanel), y un tono contenido que hace que se roce la falta de respeto ante un país, conflicto y situación, que de haber sido más valiente y haber transgredido los límites podía haber conseguido al menos la incorrección política. Pero lamentablemente el irregular Barry Levinson capaz de obras interesantes (Rain Man, Good Morning Vietman, El Mejor o El Secreto de la Pirámide) y de otras no tanto (Bandits o El Hombre del Año) se queda en la anécdota y el terrorismo, el sometimiento de la mujer y el conflicto bélico se tornan en tremendamente superficiales.

Anuncios